Migración (2)

Una de las cosas interesantes del Macbook Air es que, dado que carece de unidad óptica, lleva una memoria USB que hace el papel de sistema de restauración.

Se trata de una memoria de algo más de 7 Gb que la Utilidad de Disco reconoce de la misma manera que reconoce las unidades de tipo óptico (mismo icono que la MATSHITA DVD-R UJ-857E y no aparecen volúmenes colgando del mismo). Lleva un sistema de restauración del Macbook Air y un paquete de instalación de iLife 11. Ni lo he restaurado, ni he intentado instalar el iLife 11 en otro equipo (por si alguien quiere hacer alguna pregunta al respecto... Y tampoco he intentado formatear el USB).

Una de las cosas que más me preocupan del cambio de equipo es perder cosas. Es decir, yo copio todo lo que se me ocurre, pero hay veces que algo se queda porque no está donde debería de estar. Así que después de una revisión concienzuda del Macbook (que aunque no va a ser formateado va a ser heredado...), copiar lo copiable y borrar lo prescindible, toca hacer una copia del sistema.

Lo mejor, dado que también he probado que es algo que va a funcionar, es hacer una copia del volumen del Macbook para luego hacer una versión arrancable desde USB. Esto es relativamente fácil.

Primero necesitamos un HD externo (USB o Firewire...) sobre el que podamos volcar el DMG que contendrá todo el volumen. Luego, insertamos el USB ese del que hablaba antes en el equipo que quiero copiar, apagamos el equipo y lo encendemos apretando la tecla opción (alt, es la tecla alt... pero se llama opción... si, ya se que pone alt... pero es opción). Aparecerá el menú de selección de volumenes arrancables y, además de Macintosh HD aparece Mac OS X Install (el USB).

Tras un ratito, nos pide que seleccionemos el idioma para inmediatamente quejarse diciendo que no podemos instalar ese Mac OS X en el equipo al que lo hemos enchufado. Es normal, el instalador es para el equipo con el que viene de serie (o alguno de características similares...). Así que era de esperar. La única opción que nos da es restaurar desde una copia de seguridad de Time Machine. Le decimos que si y pasamos de el. ¿Porqué? Pues porque ya tenemos acceso al menú del instalador, que es lo que nos interesa porque desde ahí podemos cargar la Utilidad de Discos.

Desde la utilidad de discos podemos seleccionar Macintosh HD y generar una imagen nueva (comprimida...) que se guardará en el disco duro que hemos conectado para la ocasión. Dependiendo de la cantidad de información (yo he borrado muchas cosas prescindibles de Macintosh HD, para que esto no se haga cansino...) tardará más o menos. Y ya tenemos nuestro DMG con el sistema.

Pero no podemos arrancar desde el DMG. Lo que podemos hacer es salir del instalador y volver a un sistema normal. Ahora tenemos un DMG que con la utilidad de discos pasamos a una partición de un volumen con tabla de particiones GUID y con espacio suficiente. Tras la restauración del volumen, ya tenemos una copia arrancable del sistema del Macbook que podemos contectar por USB al Macbook Air y arrancar (mismo procedimiento de hace 3 párrafos) desde el mismo. Tarda un poquito pero al final tengo una copia funcional de mi sistema original desde la que puedo recuperar cualquier dato que necesite sin problemas.

Interesante... :D


Comments