Migración (1)

¡Por fin! Por fin ha llegado mi nuevo Macbook Air de 13" con ampliación a 4Gb de RAM y 120 Gb de disco duro SSD. Y esto plantea muchas cuestiones interesantes de cara a este blog.

En primer lugar. ¿Porqué? ¿Porqué gastarse este dineral?. El problema se desencadena con Autocad. Resulta que co-dirijo un departamento que se encarga de docencia de programas informáticos y de toda la rama de Autodesk que tocamos no conozco (apenas) ningún programa. Así que me he puesto las pilas y me he apuntado a las clases de Autocad (y más adelante a las de 3D Max). Hemos empezado con Autocad 2010 pero la docencia pasará en Enero a Autocad 2011 (tenemos el 2011 desde verano, pero no hemos hecho el despliegue aún...). Así que me iba a poner la versión de prueba del Autocad 2011 en mi portatil y... meeeec! Mi ordenador (Macbook gama baja) es de las últimas series que salieron con tarjetas gráficas Intel y no está soportado por el Autocad 2011. Así que hice números y decidí comprar otro equipo.

Con los datos de los equipos sobre la mesa, evalué los pros y los contras. Lo que tenía claro es que quería:
- 4 Gb de RAM
- Carcasa de aluminio
- Mucha batería
- Poco peso

Evalué los costes de las distintas opciones (Macbook Pro y Macbook Air) y descubrí que los procesadores de los Macbook Pro eran prácticamente iguales que el de mi Macbook. Así que no me hacía gracia gastarme casi 1000€ en un equipo que era prácticamente igual que el que tenía. Sin decirlo de qué eran, le mandé las características de los procesadores del Macbook Pro de 13" y del Macbook Air de 13" a un amigo que me dijo lo siguiente:
- Los dos procesadores eran "viejunos"
- El procesador del Macbook Pro era mejor procesador (no sabía de qué equipos eran...)
- PERO... si se trataba de un portatil, el me recomendaba el procesador del Macbook Air.

Así que se disiparon las dudas y con la ampliación de RAM la diferencia entre uno y otro quedaba reducida a 200€ y 1Kg (Cabe destacar que normalmente no paso más de 5 horas a más de 5 m del ordenador... ocio y trabajo).

Decidido esto, había que explorar los pros y los contras de sus características:

- Sin lector óptico: Pero, en mi día a día, no lo uso para nada...
- Sin puertos firewire: Doloroso, sobretodo porque le he cogido el gusto al firewire de mi HD portatil... pero unas pruebas en tienda fuera de horario comercial me demostraron que el Macbook Air de 11" (peores características que el de 13") se manejaba perfectamente con un sistema cargado desde mi HD portatil vía USB.
- Con un USB a cada lado del equipo: ¡Siiii! Menudo rollo con el Macbook y sus 2 USB en el mismo lado.
- Slot para SD: No me llamaba demasiado, pero tras leer esto cambié de opinión. Puedo tener mis sistemas de test en memorias SD.
- Cambia el Mini DVI por el display port
- La batería dura muchísimo (comprobado experimentalmente)
- Pesa muy poco (comprobado experimentalmente)
- Es super silencioso (comprobado experimentalmente)

En fin, que tras dos días trasteando la cosa pinta muy, pero que muy bien.

¿Qué más os voy a contar? Pues ahora mismo no, que esto está quedando largo pero, fruto de la migración, quiero comentar:
- Migración de datos: especialmente de la librería de iTunes y las copias de seguridad del iPhone y el iPad.
- Programas esenciales (o que al menos han pasado la criba de la migración...)
- Configuración del Mac OS X: Especialmente del servidor web con PHP y MySQL.

Comments